CeTA y Consorcio Tecnológico IFAN acuerdan trabajo en conjunto para potenciar la diversificación de alimentos saludables.

Con el objetivo de compartir tecnologías y conocimientos para potenciar la oferta de alimentos saludables chilenos hacia el mundo, ambas instituciones fortalecerán la cooperación mutua.

En las oficinas centrales de Granotec se firmó el memorandum de acuerdo entre el Centro Tecnológico de Innovación Alimentaria –CeTa- y el Consorcio Tecnológico IFAN– mediante el cual busca llevar a cabo una serie de actividades de cooperación para potenciar la industria alimentaria en nuestro país.

Este memorandum de acuerdo es el primer paso en el interés de colaboración entre ambas instituciones de manera asociativa, para gestionar un buen uso de los recursos, compartiendo la información que resulte conveniente para aprovechar las sinergías entre ellas.

Este acuerdo permitirá generar espacios de reflexión e idear acciones concretas en la búsqueda de sus objetivos. IFAN es un Programa Estratégico CORFO, implementado por Granotec, para desarrollar I+D+i, con el objetivo de diversificar y sofisticar la oferta de ingredientes funcionales y aditivos naturales para la industria alimentaria, nacional e internacional, mientras que CeTA es una organización orientada a proveer tecnologías y articular capacidades para mejorar la cadena de producción de alimentos, uniendo la academia con el sector empresarial, a través de la generación de I+D+i.

El Presidente del Consejo Estratégico de IFAN y Granotec, Miguel González O., comentó que estos acuerdos son los que aportan al desarrollo del país. “El trabajo en conjunto entre privados, públicos y la academia genera sinergias positivas para emprender y fortalecer la matriz alimentaria de nuestro país, porque recursos existen y emprendedores con grandes ideas, también”, concluyó.

Para el Presidente del Directorio de CeTa, Andrés Barros, “esta alianza sella el compromiso de dos instituciones unidas por la importancia del desarrollo alimentario en nuestro país y el trabajo en conjunto entre ambas permitirá más emprendimientos, acelerar el desarrollo de la industria, crear más productos de primera calidad y generar un impacto positivo en la sociedad”.

Las actividades incluidas en este acuerdo son, entre otras: desarrollo de I+D+i, escalamiento y pilotaje a los ingredientes y aditivos desarrollados en IFAN, uso de infraestructura tecnológica, seminarios técnicos en conjunto de acuerdo a las prioridades de la industria y apoyo en la inserción de alumnos de pre y postgrado en la industria.

Estos acuerdos forman parte de la Red CeTa, instancia mediante la cual el Centro Tecnológico está agrupando a diversas organizaciones de distintas regiones del país para crear una red de colaboración entre los diversos actores que están participando en la innovación alimentaria en el país.

foto: Andrés Barros, presidente directorio CeTa y Miguel González O., presidente del Consejo Estratégico IFAN.

Acerca de CeTa:

El Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria -apoyado y financiada por Corfo, a través del Programa de Fortalecimiento de Capacidades Tecnológicas para Alimentos- es una de las 20 iniciativas estratégicas contempladas por el programa “Transforma Alimentos”, una red de colaboración entre diversos actores privados, públicos y de la comunidad científica, que pretende posicionar a Chile dentro de los países líderes en la producción de alimentos saludables para el mundo.

El CeTA posee seis socios fundadores: Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de La Frontera, Universidad de Talca, Fundación Fraunhofer Chile Research y Fundación Chile. Estos socios concentran 49% de los grupos I+D del país que desarrollan el 50% de los proyectos I+D de Chile, emplean al 46% de los investigadores y elaboran el 52% de las publicaciones al respecto.

Acerca de IFAN

IFAN es un programa público – privado, que surge de la alianza entre la industria de alimentos y la academia para desarrollar nuevos Ingredientes Funcionales y Aditivos Naturales en base a materias primas chilenas con el fin de convertirse en un aporte real a la diversificación y sofisticación de la oferta de la industria de alimentos del país, posicionando de este modo a Chile como uno de los líderes internacionales en este mercado.

El proyecto IFAN nace de la necesidad de adaptarse a los nuevos entornos globales a través de una colaboración abierta y plural, que enseña a nuestras empresas a permeabilizarse con los nuevos avances científicos y la innovación y a nuestras universidades a familiarizarse con la lógica empresarial, es decir, a introducir en el proceso de toma de decisiones la racionalidad técnica y la económica.

 

ceta6ceta4

 

ceta2