CeTA y Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile acuerdan trabajo en conjunto para potenciar la innovación científica en alimentos saludables.

Con el objetivo de incrementar la cooperación científica desde el mundo de la academia, ambas instituciones buscarán potenciar el conocimiento en pre y postgrado para generar espacios de innovación en alimentos saludables chilenos.

 El memorandum de acuerdo firmado entre el Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria –CeTa- y la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile– es el inicio de una serie de actividades que se llevarán a cabo conjuntamente para potenciar la industria alimentaria desde el mundo académico y científico para fortalecer la industria alimentaria de nuestro país.

Este acuerdo es el primer paso en el interés de colaboración entre ambas instituciones de manera asociativa, para gestionar un buen uso de los recursos, compartiendo la información que resulte conveniente para aprovechar las sinergías entre ellas.

La misión de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, por un lado, es la generación, cultivo, integración y transmisión de la enseñanza de la química por sí misma y en estrecha vinculación con las Ciencias Farmacéuticas, la Bioquímica y las Ciencias Alimentarias. El principio fundamental de la Facultad es educar profesionales idóneos con una sólida formación científica, ética y con capacidad de gestión en las áreas de las Ciencias Farmacéuticas, Bioquímicas, Químicas y de los Alimentos.

CeTA, por su parte, es una organización orientada a proveer tecnologías y articular capacidades para mejorar la cadena de producción de alimentos, uniendo la academia con el sector empresarial, a través de la generación de I+D+I, por medio del prototipaje y el pilotaje.

El Decano de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, Juan Arturo Squella, dijo al respecto que “la alianza que nuestra Facultad firma con el CeTA es muy importante para nuestros actuales y futuros Ingenieros en Alimentos, quienes son y serán los protagonistas con su quehacer en sus diversos campos en el procesamiento, desarrollo de productos funcionales e inocuos, acorde a las nuevas tendencias de consumo”, concluyó.

Por su parte, para el Presidente del Directorio de CeTa, Andrés Barros, “esta alianza sella el compromiso de dos instituciones unidas por la importancia del desarrollo alimentario en nuestro país y el trabajo en conjunto entre ambas permitirá a los futuros profesionales del rubro, investigar y aportar desde la academia para el desarrollo de la industria, crear más productos de primera calidad y generar un impacto positivo en la sociedad”.

Las actividades que están suscritas en este acuerdo son prácticas profesionales, tesis de pregrado, tesis de postgrado, disposición de instalaciones y equipos para eventuales clases y/o experimentos, promoción del desarrollo de capacidades a través de la organización conjunta de talleres, seminarios, jornadas técnicas, de la inserción profesional y generación de redes de colaboración e intercambio entre especialistas; entre otras.

Estos acuerdos forman parte de la conformación de la Red CeTa, instancia mediante la cual el Centro Tecnológico está agrupando a diversas organizaciones de distintas regiones del país para crear una red de colaboración entre los diversos actores que están participando en la innovación alimentaria en el país.

ceta